Hubo un tiempo en el que Antequera estuvo entre las diez ciudades más importantes de España. Fue en el tránsito entre los siglos XVI y XVII cuando la ciudad del Torcal sobrepasaba ampliamente los 20.000 habitantes (la  novena de España por población) siendo además un importante foco cultural con escultores y escritores de renombre. Según el poeta y filólogo de la Generación del 27, Dámaso Alonso, Antequera fue en el siglo XVII la ciudad con más poetas en relación a su población, fue el tiempo de la Cátedra de Gramática de la Real Colegiata de Santa María y de la Escuela Antequerano-Granadina, un grupo poético que precedió a los grandes poetas del Siglo de Oro español.

En torno a la Cátedra de Gramática (una especie de bachillerato con gran presencia de enseñanzas clásicas) se juntó en Antequera un importante grupo poético donde destacaron escritores como Pedro Espinosa, Cristobalina Fernández de Alarcón, Luís Martín de la Plaza o Agustín de Tejada. También pertenecieron a la escuela antequerano-granadina Hernando de Acuña, Diego Hurtado de Mendoza, Jorge de Montemayor, Juan Latino,  Luis Barahona de Soto, Pedro de Padilla y Gaspar de Baeza. 



Si bien hubo cátedras similares en otras ciudades, solo en Antequera se produjo un fenómeno literario de este calibre, mérito que se atribuye al preceptor de la cátedra, Juan de Vilches. Las fuentes clásicas primaron la producción del grupo poético antequerano, fundamentalmente Horacio y Virgilio. La actividad literaria que tuvo Antequera se demuestra además con la presencia de una fuerte tradición de la imprenta en la ciudad.


Pedro Espinosa

Siempre que se habla de esta escuela, se destaca como máximo representante a Pedro Espinosa. El autor antequerano recopiló los mejores frutos poéticos de los antequerano-granadinos, de la escuela sevillana e incluso otros autores de la corte como Lope de Vega, ya que viajó a Valladolid. Allí, y como resultado de todas sus recopilaciones, publicó en 1605 la obra Flores de poetas Ilustres, un compendio de la poesía de los mejores autores del momento, que no obstante, no triunfó en la época, pero que ha hecho que muchos de aquellos poemas de los autores antequeranos se conserven hoy en día.

Dicen que el escaso éxito del libro y el rechazo que sufrió por parte de Cristobalina Fernández de Alarcón, hicieron que Pedro Espinosa se ordenase como fraile, siendo ermitaño de la Iglesia de La Magdalena a las afueras de Antequera y posteriormente de la ermita de la Virgen de Gracia en Archidona. Cambió su vida y cambió totalmente la temática de su obra hacia temas religiosos.

Con motivo del quinto centenario de la publicación de la antología de Espinosa, un congreso en la propia Real Colegiata de Santa María La Mayor conmemoró aquel esplendor de la poesía antequerana. Hoy, una estatua que representa a Espinosa preside la plaza bautizada como de Los Escribanos en la parte alta de la ciudad, a pies de la Colegiata.


El Efebo de Antequera se expone en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid hasta el 1 de abril de 2018 siendo pieza clave de la muestra ‘El Poder del Pasado’. Miles de personas podrán conocer en a capital de España durante estos meses uno de los bronces romanos más destacados de Europa.



Organizada por Acción Cultural Española y el Museo Arqueológico Nacional, esta exposición presenta la historia y el desarrollo de la arqueología española para entender cómo se ha producido la construcción del pasado material del país y su presentación al público. Lo hace a través de 150 objetos o conjuntos, procedentes de 68 instituciones colaboradoras, verdaderos iconos del pasado, que plasmarán una visión general, actualizada y crítica de la construcción de nuestro pasado desde la arqueología: una historia material del pasado de España.

Visitas El Efebo

Las visitas tienen entrada libre y gratuita en el Museo Arqueológico Nacional en la calle Serrano de Madrid. El horario de visita es de martes a sábado, de 09:30 a 20:00 horas; domingos y festivos de 09:30 a 15:00 horas. También hay visitas guiadas de martes a viernes a las 12:00 y a las 18:00 horas.

El Efebo de Antequera se exhibe habitualmente en uno de los museos de la ciudad de Antequera, concretamente, en el Museo Municipal de la Plaza del Coso Viejo, donde ocupa el Palacio de Nájera. Actualmente en su sala habitual se expone una réplica del bronce romano.

El Efebo de Antequera es una escultura del siglo I. Se halló de forma casual en un cortijo llamado "Las Piletas" el 29 de junio de 1955. Es una de las muestras del esplendor de Antequera durante las diferentes épocas históricas, ya desde el hombre prehistórico de Los Dólmenes de Antequera, pasando por Roma, Al Andalus, el Renacimiento o el Barroco, épocas de las que hay importantes vestigios de construcciones y arte en la localidad.
dolmenes-antequera-pena-enamorados

Los territorios y su historia están marcados en gran medida en torno a las leyendas que giran en torno a ellos y Antequera no es una excepción en cuanto a leyendas de amor. La montaña conocida como la Peña de los Enamorados está muy cercana a Los Dólmenes de Antequera y, en concreto, el dolmen de Menga está orientado hacia ella. Su presencia rompiendo el paisaje de la Vega de Antequera supone que se le diese gran simbolismo desde tiempos remotos, sin olvidar la forma de la roca, con forma de perfil humano mirando al cielo. Este gigante tumbado sobre la llanura guarda una leyenda que ha pasado a formar parte de la tradición de la zona, la historia del amor imposible entre Tello, un joven cristiano, y Tazgona, una princesa árabe.



La Leyenda de Antequera más extendida

Contemos la Leyenda de la Peña de los Enamorados en su versión más conocida. Hay que remontarse al siglo XV cuando Antequera tras su toma en 1410 era ciudad fronteriza entre los reinos de Castilla y Granada. El joven cristiano cayó preso en manos de los musulmanes y la hija del mandatario de la ciudad musulmana de Arxiduna se encuentra por casualidad con el prisionero y los dos jóvenes se enamoran perdidamente. Tazgona ayuda a Tello a escapar del calabozo y los dos se dan a la fuga juntos prometiéndose amor eterno. 

Ambos son perseguidos por las tropas del rey de Granada y encuentran refugio en la cima de la peña entre Archidona y Antequera. Ante el asedio de sus perseguidores y viendo imposible poder escapar deciden arrojarse juntos por el precipicio y alcanzar juntos la eternidad.



La importancia de la historia de la Peña de los Enamorados

La historia de la Peña de los Enamorados ha sido foco de atención para escritores y artistas tanto andaluces como extranjeros hasta nuestros días, engrandeciendo el magnetismo de la Peña de los Enamorados al que ya prestaron atención los hombres de los Dólmenes de Antequera.

Las leyendas de Antequera están marcadas por esta historia, pero esta ciudad tiene tanta historia que oculta cuentos e historias en cada uno de sus rincones del casco histórico, así como entre sus numerosos legajos documentales guardados en su archivo histórico, uno de los más importantes de Andalucía.


Un texto de Javier Lara

La etapa del 31 de agosto de la Vuelta Ciclista España ha finalizado en Los Dólmenes de Antequera pasando previamente por el alto de El Torcal, final por lo tanto dedicado al Patrimonio Mundial de la Unesco. Marczynkski ha ganado una etapa que ha estado marcada por el ataque de Alberto Contador en El Torcal, destacándose del grupo de los favoritos, con caída de Froome en el descenso incluida, espectáculo puro a las puertas de una ciudad que ha mostrado su enorme patrimonio a través de la retransmisión de televisión.













Uno de los finales inéditos de la Vuelta Ciclista España 2017 será el de Los Dólmenes de Antequera, llegará en la etapa 12, el jueves 31 de agosto, con salida en Motril y 160 kilómetros de recorrido. Se trata de una etapa de media montaña que busca potenciar un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad en 2016, los Dólmenes de Antequera, de hecho, la meta estará ubicada en la Avenida de Málaga, a la altura de la entrada al conjunto arqueológico Dólmenes de Antequera. Asimismo, se pasará muy cerca de otro de los puntos de la declaración de Patrimonio Mundial, El Torcal de Antequera, ascendiéndose al Puerto del Torcal desde su cara de Villanueva de la Concepción, calificado de 2ª categoría.



La etapa tendrá dos partes diferenciadas, los primeros 80 kilómetros se realizan por la costa, con parte de recorrido rompepiernas en la primera parte hasta Nerja, siendo más llanos posteriormente hasra Rincón de la Victoria. Ahí empezará lo duro de la etapa, primero con el Puerto del León, conocido popularmente como la Subida de la Fuente de la Reina, de primera categoría, para bajarlo y posteriormente subir El Torcal, con un descenso vertiginoso hasta Antequera.

Según la web de La Vuelta, en esta etapa con final en Los Dólmenes de Antequera, las diferencias consolidadas en la general favorecerán la formación de la escapada. La subida al Puerto del León y al Puerto del Torcal, generarán desgaste, gran parte de la etapa debería estar decidida en la cima, a 17 kilómetros de meta.

Información de la etapa de Los Dólmenes de Antequera

¿Quieres conocer más sobre Los Dólmenes de Antequera? Consulta:
 

Ya hace un año del Congreso del Patrimonio Mundial de Estambul 2016 en el que la candidatura Dolmenes de Antequera fue declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO. Antequera está celebrando este fin de semana el año de la declaración del Sitio de los Dólmenes. En este sentido se organiza la primera edición del Antequera Light Fest (ALF), nueva iniciativa cultural que comenzó en la noche del viernes 14 y continuará hoy sábado 15 de julio entre las 22:00 y las 01:00 horas uniendo historia y tecnología proyectando en calles y monumentos tecnologías audiovisuales avanzadas tales como videomapping, 3D, esteoroscopía, instalaciones lumínicas, láser, vídeo creación y contenidos digitales avanzados.



Concretamente, son cuatro los puntos en los que se lleva a cabo: la Colegiata de Santa María, la céntrica cuesta de San Judas, los Jardines del Mapa y el patio central del Ayuntamiento de Antequera. Pero además, diferentes puntos de la ciudad se han iluminado únicamente con la luz de las velas como es el caso de la plaza del Coso Viejo.


Dólmenes Antequera Patrimonio Mundial: Impulso a las visitas turísticas

Antequera registró entre los meses de enero y junio un total de 320.941 visitas, lo que supone un aumento del 114 por ciento respecto al primer semestre del año 2015 (171.239 visitas). En solo seis meses del presente año 2017 ya se han superado en 12.185 el número de visitas registradas en el total del año 2015.

El reparto del número de visitas por lugares:
  • El Torcal (123.132 visitas) 
  • Conjunto Arqueológico de los Dólmenes (112.113 visitas)
  • Alcazaba y Colegiata de Santa María (34.856 visitas)
  • Museo de la Ciudad de Antequera (15.181 visitas)
  • Oficina Municipal de Turismo (14.247 visitas)
  • Museo de Arte de la Diputación (12.363 visitas)
  • Iglesia de San Juan de Dios (4.189 visitas)
  • Iglesia de El Carmen (3.571 visitas)
  • Exposición sobre La Industria Textil Antequerana (820 visitas)
  • Museo Conventual de Las Descalzas (469 visitas).

Dolmenes Antequera: Descubre Menga, Viera y el tholos de El Romeral

Dolmenes. Visitar Antequera Dólmenes no es cualquier cosa, no es una experiencia similar a cualquier otra visita turística que puedas realizar. Antequera es una ciudad del interior de Málaga por la que han pasado multitud de civilizaciones. Desde el hombre prehístorico de Dólmenes de Antequera, pasando por romanos, musulmanes, cristianos... Los Dólmenes es el legado más antiguo con Menga y Viera junto al casco urbano y El Romeral algo más alejado, conformando los dolmenes Antequera. El dolmen es una forma más compleja de monumento megalítico, los más sencillos son los menhires. Los Dólmenes de Antequera y en concreto el dolmen de Menga sorprende por sus dimensiones, las grandes piedras transportadas para la construcción funeraria. Su buena conservación, su orientación y su significado han hecho a Dólmenes de Antequera patrimonio de la Humanidad en una declaración que ha llegado en el año 2016. Sin duda, Antequera Dólmenes se merece esta declaración, que además ha multiplicado las visitas y ha puesto a Antequera en el mapa del turismo. Dólmenes de Antequera empieza a tener el prestigio que merece y está haciendo a Los Dólmenes una seña de identidad de toda una comarca.