Dólmenes de Antequera: Dólmen de Viera



Aunque como Menga también es una construcción megalítica y se encuentra muy cercana, en el mismo recinto, el Dolmen de Viera es un sepulcro de corredor  formado precisamente por un largo corredor dividido en dos tramos. En la parte final se abre una cámara de planta cuadrangular. A la misma se accede mediante una puerta perforada de forma cuadrangular en la losa primera.

Al igual que ocurren en Menga, Viera está edificado con técnica ortostática, su recorrido interior es de algo más de 21 metros, aunque la longitud se podría ampliar a más de 22 metros exteriores, según los datos aportados por la excavación de acceso si se tiene en cuenta la dimensión de la cubierta de la cámara y la que probablemente tendría para cubrir el acceso exterior.

La anchura media del corredor oscila entre 1 metro y 30 centímetros en los tramos iniciales y 1 metro 60 centímetros en la cámara final.

Se cree que cada uno de los laterales del sepulcro contó con 16 losas, se conservan 15 en el lateral derecho y 14 en el izquierdo. La cabecera solo está formada por una losa. Sí se conservan cinco losas íntegras de la cubierta y fragmentos de dos. Se supone la existencia de algunas losas, más, concretamente tres o cuatro, pero en la actualidad están desaparecidas.

El sepulcro de Viera está cubierto por un túmulo de 50 metros de diámetro, orientado a levante y algo al sureste, según los patrones ibéricos estándar. 

Junto a Menga, El Romeral, la Peña de los Enamorados y el Torcal, el Dolmen de Viera forma parte en la actualidad del Sitio de los Dólmenes de Antequera, única candidatura española de 2015 a Patrimonio Mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario